Ver Videos
Buscar

Informacion

Ácidos grasos:
Los ácidos grasos, componentes más importantes de las grasas, son sustancias quimicamente lineales saturadas e insaturadas, con la función carboxilo. Quimicamente, son ácidos orgánicos de más de seis carbonos de largo. Para los ácidos grasos, según su cantidad de carbonos en la molécula, cambia el punto de fusión. A mayor cantidad de carbonos, aumenta su punto de fusión, y viceversa. Así mismo, la presencia de enlaces dobles reduce el punto de fusión. En idéntica cantidad de carbonos a temperatura ambiente, los ácidos grasos insaturados son líquidos, y los saturados son sólidos.


Ácido fólico:
Anteriormente conocido como vitamina B9, este compuesto es importante para la correcta formación de las células sanguíneas, es componente de algunas enzimas necesarias para la formación de glóbulos rojos y su presencia mantiene sana la piel y previene la anemia. Su presencia está muy relacionada con la de la vitamina B12. El ácido fólico se puede obtener de carnes (res, cerdo, cabra, etc.) y del hígado, como así también de verduras verdes oscuras (espinacas, esparragos, radiccio, etc.), cereales integrales (trigo, arroz, maiz, etc.) y también de papas. Su carencia provoca anemias, trastornos digestivos e intestinales, enrojecimiento de la lengua y mayor vulnerabilidad a lastimaduras. Este ácido es administrado a pacientes afectados de anemia macrocítica, leucemia, estomatitis y cancer. Los excesos no parecen demostrar efectos adversos, y ante su aparición dada su hidrosolubilidad, su excedente es eliminado por vía urinaria.


Acidos Poliinsaturados:
Este ácido posee dos o más pares de átomos de carbono “insaturados” y cuenta con el beneficio de disminuir el colesterol total y la concentración de LDL (colesterol malo). Pero estas grasas tienen el inconveniente de que se oxidan con facilidad, interviniendo en procesos de formación de radicales libres que son nocivos para la salud. Aunque el organismo puede inactivar tales procesos por medio de sustancias antioxidantes, no es prudente abusar de las grasas poliinsaturadas. Por esta razón, se recomienda que su consumo sea de 3 a 7% del total de la grasa, sin sobrepasar nunca el 10%. El ácido graso poliinsaturado más frecuente es el ácido linoleico presente en altas proporciones en el aceite de girasol y en el de uva.


Administración profiláctica:
Administración de medicamentos o vacunas para evitar enfermedades.


Agente de saneamiento:
Compuesto que reduce el número de microorganismos a niveles considerados seguros por la legislación sanitaria.


Aminoácidos:
Los aminoácidos son biomoléculas formadas por (C) Carbono, (H) Hidrogeno, (O) Oxígeno y (S) Azufre. Estos, son la única fuente aprovechable de nitrógeno para el ser humano, además son elementos fundamentales para la síntesis de las proteínas, y son precursores de otros compuestos nitrogenados.


Antiséptico:
Sustancia química utilizada para inhibir el crecimiento de los microorganismos sobre los tejidos vivos. Suelen ser bacteriostáticos. Las soluciones concentradas de antisépticos suelen actuar como desinfectantes. Es la sustancia que aplicada a los microorganismos los hace inocuos, ya sea matándolos o impidiendo su desarrollo; en esta forma, un antiséptico se opone a la infección, putrefacción o descomposición y el término se usa específicamente para drogas aplicadas a tejidos vivos. Inhiben el crecimiento de los microorganismos en los tejidos. Se usan para tratar las heridas y preparar la piel en caso de intervención quirúrgica. Los antisépticos son los menos tóxicos y poderosos de todos los productos antimicrobianos de superficie. Los antisépticos se aplican, por lo general, a los tejidos de un sujeto para reprimir o impedir una infección bacteriana. La concentración del antiséptico es baja con el fin de evitar daños e irritación en los tejidos. El aumento de la concentración y potencia del antiséptico irritaría y quizá destruiría los tejidos a la vez que las células bacterianas y claramente interferiría en el crecimiento normal del tejido de granulación en el proceso de cicatrlzaclón de la herida. Aunque no existe una Iínea de separación rigurosa, los desinfectantes son más potentes, en general, que los antisépticos y se usan para la desinfección de locales, utensilios, camas y otros objetos. Por lo general, un desinfectante se aplica sólo una vez a causa de su fuerte acción bactericida Si la zona o los objetos se desinfectan a fondo ya no son más fuente de infección, puesto que mueren todas las bacterias. No existe distinción exacta entre las substancias desinfectantes y las antisépticas. Un compuesto puede ser antiséptico en baja concentración y desinfectante a una concentración más alta. En realidad, la misma sustancia en concentración superior podría clasificarse como irritante o incluso cáustica por su acción destructiva del protoplasma de los tejidos.


Bacteriostático:
Es una sustancia que impide el crecimiento y multiplicación de las bacterias; el mismo concepto, aplicado por ejemplo a los hongos, conduce al término fungistático. Ahora bien, debe tenerse en cuenta que la mayor parte de las sustancias bactericidas, a bajas concentraciones, se comportan como bacteriostáticas. Siendo correcto el término antiséptico que engloba ambas acciones. En muchas definiciones de estos términos, también se designa como productos de saneamiento y como antisépticos a los productos para curar heridas, limpiar las manos y brazos de los cirujanos antes de una operación, bañar las tetas de las vacas, y en general a todas las preparaciones que se aplican directamente sobre los tejidos. La sutil distinción semántica entre los términos de desinfectante, agente de saneamiento, antiséptico y esterilizador, se refiere a la meta que se persigue con el uso de dichos productos, así como a la composición y grado de concentración de sus principios activos. También debe considerarse el tiempo durante el cual se ha de mantener el producto en contacto con las superficies tratadas, el nivel de residuos aceptable y el lugar en el que se desarrolla el proceso.


Colesterol:
Es una sustancia cristalina que pertenece al grupo de los esteroides. Es un lípido ya que es soluble en grasa e insoluble en agua. Se encuentra de manera natural en nuestro organismo, ya que se necesita colesterol para poder llevar a cabo todas nuestras funciones vitales adecuadamente. El colesterol está presente en el cerebro, el hígado, los nervios, la sangre y la bilis tanto en los humanos como en los animales. Por eso siempre se ha dicho que para reducir nuestros niveles de colesterol debemos evitar tomar alimentos de origen animal. El hígado genera el 80% del colesterol total y el otro 20% proviene de la dieta. El colesterol interviene en procesos metabólicos, hormonales, digestivos y nerviosos. Es transportado desde el hígado hacia las células a través de unas proteínas llamadas lipoproteínas. Las células utilizan lo que necesitan y el resto permanece en el torrente sanguíneo esperando a que otras lipoproteínas lo devuelvan al hígado.


Desinfección:
Se entiende por desinfección el conjunto de medidas destinadas a eliminar o destruir los agentes infecciosos causantes de enfermedades. Es sabido que los microorganismos responsables de las enfermedades son capaces de sobrevivir fuera del huésped, en el medio exterior, por un determinado tiempo. En los programas de profilaxis y erradicación de las enfermedades es fundamental que se eliminen las fuentes de infección. La desinfección desempeña un papel importante puesto que actúa eliminando al agente después de su excreción. Dependiendo de las condiciones ambientales, esos agentes conservan su viabilidad y pueden producir la enfermedad en otros animales, contribuyendo a la difusión de la misma. Resulta indispensable considerar la terminología básica asociada, a fin de entender acabadamente los alcances y las definiciones. Para que la desinfección pueda lograr sus objetivos, es necesario considerar las características propias de agente infeccioso, las del lugar y el tipo de superficie a tratar y las propiedades del desinfectante.


Desinfectación:
Se denomina a cualquier proceso físico o químico por medio del cual se destruyen o eliminan animales pequeños indeseables, especialmente artrópodos o roedores, que se encuentren en las instalaciones. Los sinónimos incluyen el término desinsectación cuando solo se trata de insectos.


Desinfectante:
Es una sustancia que destruye los agentes infecciosos, impidiendo así la infección; se aplica dicho término generalmente a sustancias utilizadas para objetos inanimados y algunas veces en las superficies externas de los seres vivos. La mayoría de los desinfectantes son productos químicos que destruyen el protoplasma bacteriano, y si no se usan con prudencia también destruyen el protoplasma de la célula que alberga las bacterias. Tienen poder germicida. Las soluciones diluidas de muchos desinfectantes pueden utilizarse como antisépticos.


Desinsectación:
Es la acción de eliminar insectos por medios químicos, mecánicos o con la aplicación de medidas de saneamiento básico.


Epizootia:
En veterinaria una epizootia (del griego "epi", por sobre, y "zoo", animal) es una enfermedad contagiosa que ataca a un número inusual de animales al mismo tiempo y lugar y se propaga con rapidez. Su término equivalente en medicina es epidemia. El término epizootia está cayendo gradualmente en desuso puesto que en la actualidad se prefiere el término epidemia.


Esterilización:
Logra la destrucción total de microorganismos, mediante la aplicación de altas temperaturas, sustancias químicas o la irradiación, utilizando equipamiento específico en instalaciones apropiadas dentro de condiciones específicas (plantas industriales, laboratorios, hospitales) y según un proceso controlado. Los principales métodos para esterilizar son el tratamiento térmico, el uso de ciertas sustancias químicas y la irradiación.


Fumigación:
Es el procedimiento que mediante el empleo de sustancias gaseosas, logre la destrucción principalmente de artrópodos y roedores.


Germicida:
Es toda sustancia que destruye o sea que mata los microorganismos; el término se emplea corrientemente como. sinónimo de bactericida, aunque estrictamente este último se refiere a sustancias que matan bacterias. Para otros tipos de gérmenes se aplican los términos viricida -virus-, treponemicida -treponemas-, fungicida -hongos-.


Grasas Insaturadas:
Estas grasas ayudan a mantener bajo el colesterol, se encuentran en los aceites vegetales, frutas secas, palta, aceitunas, pescados grasos de mar, etc. Dentro de este tipo de grasas se encuentran las grasas llamadas “mono insaturadas” y “poli insaturadas”. Algunos alimentos ricos en grasas “mono insaturadas” son el aceite de oliva, aceite de canola, la palta, almendras, avellanas, etc. Y algunos alimentos ricos en grasas poli insaturadas son los aceites de maíz, soja, girasol, las nueces, etc. Los pescados grasos de mar tienen un tipo especial de grasas poli insaturadas, llamadas omega 3, que protegen la salud de las arterias y del corazón.


Grasas Saturadas:
Son las grasas que tienden a aumentar el colesterol en sangre y a acumularse en las arterias, aumentando el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Se encuentran en alimentos del reino animal y vegetal, por ejemplo en las carnes grasas, quesos grasos, leches enteras, manteca, crema de leche, coco, etc.


Hierro:
Este micromineral u oligoelemento, interviene en la formación de la hemoglobina y de los glóbulos rojos, como así también en la actividad enzimática del organismo. Dado que participa en la formación de la hemoglobina de más esta decir que transporta el oxígeno en sangre y que es importante para el correcto funcionamiento de la cadena respiratoria Las reservas de este mineral se encuentran en el hígado, el bazo y la médula ósea.


Limpieza:
Eliminación, mediante fregado y lavado con agua, jabón o un detergente adecuado o mediante aspiración, de agentes infecciosos y sustancias orgánicas de superficies en las cuales estos pueden encontrar condiciones favorables para sobrevivir y multiplicarse.


Lípido:
Son aquellas moléculas orgánicas, denominadas también biomoléculas, presentes en el tejido de los animales y las plantas. Conjuntamente con los carbohidratos representan la mayor fuente de energía para el organismo.


Microorganismos:
Un microorganismo, también llamado microbio u organismo microscópico, es un ser vivo que sólo puede visualizarse con el microscopio. La ciencia que estudia a los microorganismos es la microbiología. «micro» del griego μικρο (diminuto,pequeño) y «bio» del griego βιος (vida) seres vivos diminutos. Los microorganismos son formas de vida muy pequeñas que sólo pueden ser observados a través del microscopio. En este grupo están incluídas las bacterias, los virus, los mohos y las levaduras. Algunos microorganismos pueden causar el deterioro de los alimentos entre los cuales se encuentran los microorganismos patógenos, que a su vez pueden ocasionar enfermedades debido al consumo de alimentos contaminados. Adicionalmente, existen ciertos microorganismos patógenos que no causan un deterioro visible en el alimento. Sin embargo, por otro lado existen también algunos microorganismos que son beneficiosos y que pueden ser usados en el procesamiento de los alimentos con la finalidad de prolongar su tiempo de vida o de cambiar las propiedades de los mismos (por ejemplo, para la fermentación llevada a cabo para la elaboración de las salchichas, el yogur y los quesos). Son organismos dotados de individualidad que presentan, a diferencia de las plantas y los animales, una organización biológica elemental. En su mayoría son unicelulares, aunque en algunos casos se trate de organismos cenóticos compuestos por células multinucleadas, o incluso multicelulares.


Grasas Trans:
Los alimentos ricos en este tipo de grasas, aumentan el colesterol en sangre, las grasas “trans” se encuentran en aquellos alimentos que tienen una cantidad importante de aceites vegetales hidrogenados o parcialmente hidrogenados, por ejemplo las margarinas duras, algunos tipos de galletitas, etc.


Insecticida:
Un insecticida es un compuesto químico utilizado para matar insectos normalmente, mediante la inhibición de enzimas vitales. El origen etimológico de la palabra insecticida deriva del latín y significa literalmente matar insectos. Es un tipo de biocida. Los insecticidas tienen importancia para el control de plagas de insectos en la agricultura o para eliminar todos aquellos que afectan la salud humana y animal. Los ácaros no son insectos y pueden ser inmunes a algunos insecticidas (se eliminan con productos específico, los acaricidas).


Minerales:
Los Minerales son elementos químicos imprescindibles para el normal funcionamiento metabólico. El agua circula entre los distintos compartimentos corporales llevando electrolitos, que son partículas minerales en solución. Tanto los cambios internos como el equilibrio acuoso dependen de su concentración y distribución.


Omega 3:
Las grasas, como mayores reservas de energía, son de alta utilidad para el organismo. Por ello es útil que estén presentes en el cuerpo en cantidades apropiadas. Los componentes básicos de las grasas son los ácidos grasos. Entre ellos existe una variedad de sustancias que se conocen como omega 3 y 6. Los ácidos grasos omega se encuentran dentro de los denominados como esenciales por la razón de que el propio cuerpo humano no lo produce. Esto hace que deban ser ingeridos a través de una alimentación adecuada. Entre otras funciones del Omega-3 se destaca su intervención en la formación de las membranas de las células; conforman la mayor parte de los tejidos cerebrales siendo que las células nerviosas son ricas en ácidos grasos Omega-3; y se convierten en prostglandinas, sustancias con un papel importante en la regulación de los sistemas cardiovascular, inmunológico, digestivo, reproductivo y que tienen efectos antinflamatorios. Los ácidos grasos Omega 3 y 6 se encuentran en altas concentraciones en los pescados, y en menor proporción semillas y aceites vegetales como lino, soja, zapallo y nueces. Su consumo reduce los niveles séricos de colesterol, de TAG, el daño isquémico consecutivo al ataque cardiaco y accidentes cerebro vasculares por reducir la viscosidad de la sangre y la presión arterial.


Potasio:
Es el mineral que aparece en mayor cantidad en el cuerpo humano después del calcio, y del fósforo y que siempre aparece asociado con el sodio. Este macromineral mantiene la presión normal en el interior y el exterior de las células, regula el balance de agua en el organismo, disminuye los efectos negativos del exceso de sodio y participa en el mecanismo de contracción y relajación de los músculos (sobre todo en los pacientes cardíacos). El 97% del potasio se encuentra intracelularmente y el 3% restante en forma extracelular. El potasio se encuentra presente en: granos, carnes, vegetales, frutas y legumbres. Aproximadamente el 90% del potasio ingerido es absorbido en el intestino delgado y la forma en que el cuerpo lo elimina es a través de la orina. El consumo excesivo de café, té, alcohol y/o azúcar aumenta la pérdida de este a través de la orina. El resultado de efectuar dietas estrictas en calorías, de los vómitos, diarreas, transpiración aumentada, pérdidas excesivas por uso de diuréticos y quemaduras originan la deficiencia del mineral en el organismo. Los síntomas que indican su ausencia son inmediatos, y se muestran como: debilidad muscular, nauseas, vómitos, irritabilidad y hasta irregularidad cardíaca. Contrariamente, la falla renal y la no ingestión de líquidos, genera excesos de presencia de este macromineral en la sangre. El requerimiento diario de potasio se acerca a los 3,5 g/día.


Profiláctica:
Medicina profiláctica: se conoce también como Medicina Preventiva. Está conformada por todas aquellas acciones de salud que tienen como objetivo prevenir la aparición de una enfermedad o estado "anormal" en el organismo.


Proteínas:
Son macro moléculas compuestas por carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno. La mayoría también contienen azufre y fósforo. Las mismas están formadas por la unión de varios aminoácidos, unidos mediante enlaces peptídicos. El orden y disposición de los aminoácidos en una proteína depende del código genético, ADN, de la persona. Las proteínas constituyen alrededor del 50% del peso seco de los tejidos y no existe proceso biológico alguno que no dependa de la participación de este tipo de sustancias. Las funciones principales de las proteínas son: •Ser esenciales para el crecimiento •Proporcionan los aminoácidos esenciales fundamentales para la síntesis tisular. •Son materia prima para la formación de los jugos digestivos, hormonas, proteínas plasmáticas, hemoglobina, vitaminas y enzimas. •Funcionan como amortiguadores, ayudando a mantener la reacción de diversos medios como el plasma. •Actúan como catalizadores biológicos acelerando la velocidad de las reacciones químicas del metabolismo. Son las enzimas. Actúan como transporte de gases como oxígeno y dióxido de carbono en sangre. (hemoglobina). •Actúan como defensa, los anticuerpos son proteínas de defensa natural contra infecciones o agentes extraños. Permiten el movimiento celular a través de la miosina y actina (proteínas contráctiles musculares). •Resistencia. El colágeno es la principal proteína integrante de los tejidos de sostén.


Vitamina B12:
Conocida también como cobalamina, esta es esencial para la síntesis de la hemoglobina y la elaboración de células, como así también para el buen estado del sistema nervioso. La cobalamina es un producto propio del metabolismo del organismo y no es consumible desde vegetales dado que no esta presente en ninguno de ellos. Si puede encontrarse en fuentes animales, dado que ya ha sido sintetizada. La carencia de esta vitamina se ve reflejada directamente en anemias con debilitamiento general. La anemia perniciosa es una enfermedad que puede considerarse genética y suele aparecer en individuos de ascendencia sajona. Un grupo que se encuentra en riesgo permanente de carencia de Vitamina B12 son los vegetarianos totales o veganos. Causas de carencia de cobalamina pueden ser la enfermedad de crohn, el cancer gástrico, la gastrectomía total, intestinos cortos y como se ha dicho la alimentación vegana. Las necesidades diarias de vitamina B12 en niños es de 1.2 µg y de 2.5 µg (microgramos) en adultos. A los vegetarianos se les recomienda consumir alimentos reforzados con esta vitamina.


Vitamina B3:
Llamada niacina y en algunos países vitamina PP, la vitamina B3 participa en el metabolismo de hidratos de carbono, proteínas y grasas, en la circulación sanguínea y en la cadena respiratoria. Interviene en el crecimiento, funcionamiento del sistema nervioso y el buen estado de la piel. Se la encuentra en carnes, hígado y riñón, lácteos, huevos, cereales integrales, levadura y legumbres. Su carencia produce alteraciones del sistema nervioso, trastornos digestivos, fatiga constante, problemas de piel, ulceras bucales, problemas en encías y/o lengua, y padecimiento de pelagra (problemas de piel ante exposición a la luz, inflamación de mucosas, diarrea y alteraciones psíquicas). La deficiencia de niacina afecta a todas las células del cuerpo. Los requerimientos diarios de niacina son de 6 a 12 mg para niños y de 12 a 18 mg para adultos.


Vitamina B6:
Esta vitamina hidrosoluble es también conocida como piridoxina, y desarrolla una función vital en el organismo que es la síntesis de carbohidratos, proteínas, grasas y en la formación de glóbulos rojos, células sanguíneas y hormonas. Al intervenir en la síntesis de proteínas, lo hace en la de aminoácidos, y así participa de la producción de anticuerpos. Ayuda al mantenimiento del equilibrio de sodio y potasio en el organismo. Se encuentra en la yema de huevos, las carnes, el hígado, el riñón, los pescados, los lácteos, granos integrales, levaduras y frutas secas. Su carencia es muy rara dada su abundancia, pero su carencia se puede ver reflejada en anemia, fatiga, depresión, disfunciones nerviosas, seudoseborreas, boqueras, vértigo, conjuntivitis, nauseas y vómitos. Su carencia se puede producir por el consumo de ciertas drogas como ser los anticonceptivos y algunos otros, mayor demanda metabólica durante el embarazo, errores del metabolismo o bien por consumo excesivo de proteínas. Su ingesta por vías suplementarias en forma inadecuada puede llevar a reacciones como somnolencia y adormecimiento de miembros. Los requerimientos diarios promedio de vitamina B6 son de 0,5 mg para niños y 1.6 mg para adultos.


Vitamina E:
Llamada también tocoferol, esta vitamina liposoluble esencial para el organismo es un antioxidante que ayuda a proteger los ácidos grasos. Así cuida al organismo de la formación de moléculas tóxicas resultantes del metabolismo normal como de las ingresadas por vías respiratorias o bucales. Evita la destrucción anormal de glóbulos rojos, evita trastornos oculares, anemias y ataques cardíacos. Se encuentra principalmente en la yema de huevo, aceites vegetales germinales (soja, cacahuate, arroz, algodón y coco). Vegetales de hojas verdes y cereales y panes integrales. No son habituales los excesos ni defectos de esta vitamina en el organismo si su consumo tiende a ser proporcional al de grasos poliinsaturados. Dado que su presencia elimina sustancias tóxicas, ayuda a remover las ingresadas al organismo por los fumadores. La dosis requerida diaria para niños es de 10 UI y 25 UI para adultos.


Zinc:
El zinc es un mineral esencial para nuestro organismo. Está ampliamente distribuido en diferentes alimentos. Nuestro organismo contiene de 2 a 3 gr. de zinc. Más del 85% del total de zinc presente en nuestro organismo se deposita en los músculos, huesos, testículos, cabellos, uñas y tejidos pigmentados del ojo. Se elimina principalmente en las heces a través de secreciones biliares, pancreáticas e intestinales. El requerimiento diario va desde los 2 a 10 mg. diarios y se encuentra mayormente en productos de mar, carnes y lácteos, aunque también en frutos secos y cereales fortificados. Su dosis diaria es cubierta naturalmente en una alimentación normal.


Zoonosis:
Una zoonosis es una enfermedad que puede transmitirse de animales a personas. La palabra se deriva del griego zoon (animal) y nosos (enfermedad). En general se trata de enfermedades que existen normalmente en otros animales, pero también afectan a seres humanos. El campo interdisciplinario que emerge de la medicina de la conservación, que integra la veterinaria humana y ciencias ambientales, se refiere en gran parte a zoonosis. Si se puede transmitir de personas a animales se trata de una antropozoonosis.


© 2009 Conejo Los Abu - info@conejolosabu.com.ar - Ruta 51 km. 4,5 - Ramallo - Bs. As. - Arg. - Tel. 0341-154686171